Inicio
 Historia
 Trayectoria
 Quien es quien...
 CD, Talleres, Mp3
 Recortes de Prensa
 Galería de Fotos
 VideoClips
 Fotos de viajes
 Cosas que pasan...
 Dejanos tu mensaje...
 si estás perdido...

    Jazzeandito

  con Jorge Rocha


"Sobremaderas"
Las percepciones de la música y la vida
(2° parte)

Continuación: Tuvimos que hacer un alto, entre otros que hicimos, ya que había que poner a calentar más agua, aprovechar y "ensillar" el mate, que Aldo, tácitamente y diligentemente se hacía cargo de cebar. Uno se siente muy cómodo y a gusto en su compañía y, si bien al principio estaban un poco renuentes a "soltarse" poco a poco, mientras el cálido y humeante mate daba la vuelta de mano en mano, las preguntas eran menos frecuentes y, la conversación se hacía más animada y comprometida.

-- Desde la perspectiva del grupo como unidad, ¿cómo ven su trabajo, el futuro del grupo?

Aldo Suárez - Eso es algo que, en lo que estamos, es en una íntima reconversión, todo trabajo supone un estadio determinado, y una revisión de lo que fue, una proyección también. Y... es justamente esa proyección, lo que marca, lo que "Sobremaderas" ahora está queriendo ver, está queriendo hacer, entonces, lo que habrá es que en la "íntima reconversión" cada uno de los individuos, está tratando de expandir muchísimo más su horizonte musical para que, en el conjunto, "Sobremaderas" se enriquezca de la misma forma que lo viene haciendo, en forma cooperativa (cooperativistamente, dice) pero, con mayor potencial de cada uno de sus individuos, y eso se logra con capacitación, estudio personal, grupal, en la forma de taller que siempre trabajó "Sobremaderas" teniendo una participación más activa, cada uno de los integrantes, en cada una de las áreas que tiene el grupo, creando una conciencia colectiva de que, a este punto ya se llegó y hay que superarlo. En eso estamos, con fuerza y renovados bríos.

Mario Ipuche - La etapa de culminación del disco, significó un, un "quiebre" importantísimo en el grupo, o sea, nosotros siempre decíamos que, todo el mundo, en algún momento de la grabación, se dio la cabeza contra el techo, en cuanto a sus conocimientos, en cuanto a sus posibilidades, en la grabación siempre alguien se "hizo harina", como instrumentistas, en mi caso como arreglador, entonces como que el disco fue un techo que, ahora estamos en lo que decía Aldo no? en capacitarnos, en ir más adelante, en profundizar sobre determinados tipos de musicalidad, de instrumentación de solos, cosa que es una de las carencias del disco, que no tiene solos importantes, no tiene improvisación, a no ser la parte de percusión, que sí la tiene, pero a nivel melódico y armónico no hay improvisación, entonces queremos ahondar en eso, y romper ese techo y bueno, estamos en plena "krisis" en cuanto a cambios, "krisis" en el mejor sentido de la palabra.

-- Sí, uno puede percibir eso pero, francamente, el disco se "deja escuchar", en el disco se aprecia una madurez profesional, un rumbo, lo que se reafirma con tus palabras. ¿Cómo recibe la gente, que habitualmente no está muy acostumbrada a este tipo de fusión, de demostración, sin que se le cree una "con-fusión"?.

A.S. - Decíamos ahora en un programa de radio, que nosotros intentamos sorprender a la gente, y muchas veces, terminamos sorprendidos nosotros. El grupo "Sobremaderas" logra un impacto, desde el arranque no más, fuerte, por que ya, aparecemos por donde la gente menos se lo imagina, en la forma en que la gente menos se imagina, el espectáculo en sí, en el desarrollo también, buscamos que siempre halla un factor de sorpresa, y bueno, nosotros también reaccionamos, frente a esa actitud que tiene el público. Creo que lo que más nos gusta es eso, es lo que más perseguimos con el espectáculo.

-- Uno tiene la impresión, al ver la conformación del grupo, que es un grupo de música popular, (en el término "vejado" de popular) y también en el "vejado" término de cultural o "culturoso" y el grupo no es, ni lo uno ni lo otro. ¿Ustedes creen que precisamente porque la gente se imagina que va a escuchar una cosa y, al sorprenderse con su música, reacciona favorablemente al "entender" lo que reciben, sorprendiendo, esta vez a ustedes con su actitud? 

A.S. - Si, porque la gente ve, en principio, algo que no está muy acostumbrada a ver, nueve músicos que están tocando únicamente percusión, o esos mismos músicos agarrando otros instrumentos, formando en el escenario otra cosa, otra banda, y haciendo otra música, entonces ellos ven, en el espectáculo, muchísimas cosas en una sola, y eso forma parte de la particularidad de "Sobremaderas", y no deja de ser algo atractivo, en vivo...

M.I. - Sobretodo la variedad, viéndolo de adentro, quizás uno pierde un poco la objetividad, pero yo creo que uno de todas maneras se puede extrapolar y decir esto, no?, que es variado, los temas que elegimos, por ejemplo, para un espectáculo "estándar" son distintos, no puedes decir ah!!, este tema es igual o parecido a otro, son métricas diferentes, arreglos diferentes, formaciones de la banda diferentes, (formaciones internas diferentes) hay que salirse del contexto para analizarlo...
 

A.S. - Claro, lo que pasa, que uno hace las cosas desde la perspectiva de, que le gustaría a uno, ver, entonces creo que por lo menos hemos logrado "dar en el clavo" con eso, sobretodo por el "feed-back", el retorno de la gente, más que nada. Que es lo que nos permite decir, y contar esto de la forma que lo estamos contando, porque si tocáramos y nos fuéramos, claro, quizás estuviéramos hablando de algo que ni siquiera sabríamos si pasa o no, pero... sí, "Sobremaderas" justamente creo, que una de las particularidades que tiene es eso, el poder interactuar con el público, es como una actuación en el teatro, crece a medida que hay un vínculo...

-- El trabajo de ustedes, el show, es participativo, ¿el público tiene formas de interactuar con la banda, desde hacer "palmas" hasta otro tipo de intervención en escena?.

A.S. - Sí, si...

M.I. - En el caso de la sala Zitarrosa, por ejemplo, no hubo tema, salvo algún tema lento, pero todos los temas movidos, la gente acompañaba con palmas, fue maravilloso...

A.S. - ... Y si no, esos otros temas, por ejemplo, temas de baladas, el silencio total y absoluto y, la explosión! una vez que termina, muestra que les gustó, entonces eso a nosotros nos pone muy bien...

-- Se puede apreciar, especialmente en lo que a las letras se refiere, que tienen un gran contenido, no son letras para justificar un tema, una canción, sino que son complementos.

A.S. - Nosotros lo comparamos, como con una "banda de sonido" de una película, como si "bajáramos" una imagen desde allí y tratamos de crear como una música incidental, a propiamente lo que estás haciendo, interpretando entonces, lo que el público recibe es eso, es un montón de imágenes hechas melodías y ritmos. Y lo que ayudó a "Percepciones" es justamente haber conformado el espectáculo Percepciones, que fue lo que le dio una unidad y una solidez al disco. El disco parte de un espectáculo global, entonces creo que ahí es donde radica la aceptación del público.

-- Ustedes se sienten comprometidos, profesionalmente, con lo que hacen pero, ¿se sienten comprometidos con la actualidad del mundo, con la actualidad de la gente, con la actualidad del País... o simplemente son músicos?.

M.I. - Que tema no?, eso son cosas que hay que contestar a nivel personal, más que a nivel grupal.

A.S. - Claro, pero así, en forma atrevida, me animaría a decir que, bueno, como artista!! la definición intrínseca de artista es, una persona sensible, sensible con el entorno y para su arte no? y creo que lo que trata de transmitir es eso, esa sensibilidad que de alguna forma le llega al artista y bueno, lo expresa ya sea en la plástica, en el teatro, en la música...

-- La pregunta venía por el lado, de aquel artista que, desde el punto de vista del espectador, se mantiene en la altura, aparte, inaccesible, el allá y aquí abajo el público. El artista y el público son dos partes de la misma cosa, y el artista no puede estar ajeno a lo que pasa, porque también es parte de ese público.

M.I. - Concretamente, en lo que hace a "Sobremaderas" en el rescate de toda la rítmica, de nuestros pueblos, creo que hay una búsqueda y un defender la identidad, entonces yo creo, que eso es un compromiso social, de pique!!. En cuanto a nuestros ritmos, a nuestra identidad, que se conozca esto, yo creo que es un compromiso artístico en cuanto a lo social.

A.S. - Yo lo definiría como, el espiral del sacacorchos!! metiéndose en la raíz y arrancando...

-- "Sobremaderas" no es un grupo "popular" en el sentido comercial de la palabra, y en el genero en que se desempeña, tampoco hay otros exponentes, ¿cómo trasciende el grupo al conocimiento del público?

M.I. - Sí, ahí vamos al tema de la difusión, en fin, todo ese tema que, pah!! es como para "quejarse" cinco días seguidos...

A.S. - Si hay mucho...

M.I. - No es muy lindo tema... 

-- El "tema" de la difusión no es un lindo tema, tiene dos puntas, según lo veo yo, una son los medios, o sea, una punta son los "otros" pero, la otra punta son los artistas, si bien la responsabilidad de los medios es enorme, también creo que los artistas deben hacer su parte, hay que moverse, hay que trabajar, insistir, aun cuando en el proceso se produzca un desgaste...

M.I. - Hay que mantenerse vivo!

A.S. - Ese es el tema, es decir, somos como una planta caprichosa, en el sentido de que, si el sol cambia, como una planta de interior, por ejemplo, tenemos una ventana, allá, y la planta se inclina hacia donde viene la luz, la luz en este caso es la difusión, pasa por otro ámbito y, creo que "Sobremaderas" ahí intenta seguir su línea, crecer verticalmente, sin seguir esa corriente, entonces bueno, estamos también "medio" condenados a que nuestra maceta esta ahí y nosotros vamos a tener que estar ahí, por más que la luz brille en otro lugar. Sí, la búsqueda de "Sobremaderas" es renovar el mensaje en sí, global, pero no seguir una "determinada" corriente.

-- Entiendo, en ningún caso hacer cosas, por la simple razón de que son "modas". En otro orden de ideas, ¿hacia dónde va "Sobremaderas"?

M. I. - "Sobremaderas" va hacia un "montón" de lados más de los que ya fue. Nosotros decimos siempre que hay dos patas fundamentales, la pata de percusión, que es lo que te hablaba de las "Etnias", que seguramente se llamarán Etnia 3, Etnia 4, Etnia "N" (Sí!...Sí! apoya Aldo) en cuanto a los bloques de percusión folclórico, vamos a decir, esa es una pata que siempre estuvo fuerte en el grupo. La otra pata, es la de los temas, de las composiciones musicales, Aldo está un poco a la vanguardia de eso, y yo estoy al costado, a su lado en cuanto a los arreglos y eso, con arreglos bastante más ambiciosos, en cuanto a solos, a improvisación, estamos agregando "caños" van a estar tocando Saxo soprano, Daniel va a estar tocando Trombón, hay una posibilidad cierta de incorporar teclado, (como decía un amigo en uno de los ensayos: "ustedes cada vez son más!!!") y no, en realidad como en el caso de Daniel, quien además de percusión va a tocar otro instrumento, Selma que es nuestra flautista de siempre, va a tocar otro instrumento.

-- Ustedes viajan, y no solo lo hacen dentro del territorio nacional, ¿tienen algún viaje en perspectiva, como están los planes en cuanto a eso?

M.I. - Este año hay un montón de "líneas" tiradas, porque claro, el año lo iniciamos con la cabeza puesta en presentar este disco afuera del País, tratar de editarlo obviamente sería lo ideal pero, por lo menos, difundirlo fuera del País. Hay lugares en los que ya habíamos estado, por ejemplo: Chile, Perú, Argentina, Brasil, entonces empezamos a hacer contactos en ese sentido. Ya hay unos contactos interesantes en Bs. As., en Brasil, Costa Rica y en Cuba, en los que hay que hacer "fuerza" como para que alguno de ellos se concrete. Nuestro objetivo, este año, es sacar el disco para afuera.

Porque es aquello que les pasó a todos los músicos de generaciones pasadas, una cosa es cuando vienen de vuelta a su País, y otra cosa es estando acá que "nadie los conoce". Siempre se dice, no sos nadie, si no te vas y volvés ...y hay un poco de cierto en eso, como que te reconocen afuera y, acá después te reconocen por más que vos estés tocando la misma música.

-- Como que la globalización tiene que ser un "mal necesario" ¿Ustedes están preparados para la globalización, están globalizándose?

M.I. - Y bueno, eso lo va a decir el tiempo... (...)

-- En sus viajes, ¿han tenido la posibilidad de coincidir con otros grupos o músicos de su tendencia, han tenido encuentros, intercambiado ideas?

A. S. - Si, cuando uno llega a un lugar, es justamente ahí cuando uno busca nutrirse, de todo lo que hay y, arrimarse a todo el movimiento local...

M.I. - ...En Brasil, bueno ...pasa mucho allá, pero también nos pasó en Perú, como te contaba hoy, era un encuentro de danza, había delegaciones de Europa, de Asia, de América, entonces por ejemplo, estábamos cantando, a la par, con un acordeonista ruso, que no, no podíamos comunicarnos ni siquiera en inglés, sin embargo la música (estaba sonando el acordeonista ruso con un trío de cumbia) una cosa maravillosa, emocionante, nosotros hacíamos palmas, el coro, el canto, el ruso con su acordeón, cantando en su idioma, el trío de cumbia atrás con su guitarra, ...una cosa maravillosa!

-- El "realismo mágico" en su máxima expresión, como para demostrar que existe. (...)

A.S. - (...) Cuando uno viaja a otro lado, es muy bien recibido. Muchas veces las cosas que, desde su País uno puede criticar de otra Nación, cuando está ahí, es maravilloso, todo, y yo creo que ese intercambio siempre se da. Uno cuando está de visita, "carga" una disposición muy grande y, quien lo recibe también no?, trata de ser el mejor anfitrión.

-- (...) Los latinoamericanos somos muy sociables, cariñosos, muy de compartir, ¿les ha pasado que les hagan saber que los conocen, o que conocen la música nuestros ritmos?

M.I. - Por lo general no...

A. S. - ... Pero hay un interés inmediato, cuando lo descubren, en querer saber de que se trata no? que es!...

M.I. - ...El candombe tiene esa cosa, entre agresiva y, ... muy particular que no tienen otros ritmos, entonces eso impacta!, es una bomba!, una cuerda de candombe en Chile, por ejemplo, fue una cosa que la gente ... bueno!, en Paraguay por ejemplo, nos tildaron de (aparte de que los militares, de que no se podía caminar por la calle con tambor) la gente atrás de los árboles, nos trataron de "culto al demonio", y no es mentira lo que te estoy diciendo!. (It will continue: Continuará)

 

| INICIO | TRAYECTORIA | ESPAÑA 2005| VIAJES| CORREO | CONTACTO |

Copyright © 1999 -  SOBREMADERAS ® - Todos los derechos reservados.